Queremos presentarles al Comité Directivo de la institución conformado por un equipo humano y profesional al servicio de la vida y la justicia social en Colombia, renovado tras la llegada de Martha Márquez a la dirección de Cinep.

En cabeza del Comité Directivo está Martha Lucía Márquez Restrepo, filósofa de la Universidad Nacional de Colombia y doctora en Ciencias Sociales y Humanas de la Pontificia Universidad Javeriana, quien llegó a la dirección de Cinep en agosto pasado.  La profesora Martha Lucía dirigió el Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y ha investigado sobre política interna venezolana y relaciones binacionales Colombia - Venezuela.

El nuevo subdirector de Cinep / PPP es Juan Pablo Guerrero Home, politólogo de la Pontificia Universidad Javeriana,  magíster en Derechos Humanos, Estado de Derecho y Democracia de la Universidad de Alcalá, en España y magíster en Gerencia para el Desarrollo en la Universidad Externado de Colombia. Integra la institución desde 2008, y tiene experiencia  acompañando procesos sociales con enfoque de derechos, orientados principalmente a organizaciones étnico - territoriales y población vulnerable rural y urbana del departamento del Chocó y el Urabá Antioqueño.

La subdirección administrativa, financiera y de proyectos continúa en manos de Natalia Segura Vásquez, profesional en Administración de Empresas con maestría en Estudios del Desarrollo de la Universidad Javeriana y estudios en el Institut de Hautes Éstudes Internationales et du Développement de Suiza.

En el Comité Directivo participan también los coordinadores de Programas: José Darío Rodríguez Cuadros S.J. quien recibió la coordinación de Juan Pablo Guerrero, y Jenny Paola Ortiz Fonseca, quien asumió el cargo en el año 2020. 

José Darío, coordinador del Programa Conflicto, Estado y Paz, es doctor en Estudios Políticos de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) de París y magíster en Sociología. Ha colaborado en diferentes equipos del Centro desde febrero de 2002, y es director de la Revista Cien Días vistos por Cinep.

Por su parte, Jenny Paola Ortiz Fonseca, coordinadora del Programa de Movimientos Sociales, Derechos Humanos e Interculturalidad, es licenciada en Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, magíster en Pedagogía de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestranda en sociología en la Universidad Nacional de Colombia. Jenny ha hecho parte del Cinep desde 2018. 

Por Equipo de Comunicaciones Cinep / PPP

Hasta el 3 de octubre los libros de Cinep pueden ser adquiridos en el Jardín Botánico de Medellín, lugar de  encuentro entre la naturaleza y las palabras donde se desarrolla la Fiesta del Libro y la Cultura. En este icónico lugar de la capital antioqueña tiene lugar la decimoquinta versión de la Fiesta en la que participa Siglo del Hombre, distribuidor de nuestros libros comerciales.

El Cinep/Programa por la Paz estará presente con varias de sus publicaciones para que temas como los derechos humanos, las luchas por el territorio, los movimientos sociales, la educación popular y la paz puedan ser puestos al público.

Estos son los títulos disponibles:

Arme y desarme en Colombia Creación de ciudadanía construcción de Estado y procesos de DDR

2020

Carranza Franco, Francy

70,000

Conflicto y territorio en el oriente colombiano

2012

González G., Fernán E.

59,000

Cual estado para cual ciudadanía paradojas y disyunciones de la modernización del Estado en Colombia

2018

Ocampo, Gloria Isabel

41,500

Cuando la copa se rebosa luchas sociales en Colombia 1975-2015

2019

Archila Neira, Mauricio

48,000

Elecciones coca conflicto y partidos políticos en putumayo 1980-2007

2010

Ramírez, María Clemencia

21,000

Entre la frontera del desarrollo y el desarrollo de la frontera

2012

Piña Rivera, Efrén

43,000

Estado y coca en la frontera colombiana. El caso de putumayo

2011

Torres Bustamante, María

38,000

Estrategias para la construcción de paz territorial en Colombia elementos para la discusión

2015

González González, Fernán e.

21,000

Génesis actores y dinámicas de la violencia política en el pacífico nariñense

2015

Rodríguez Cuadros, José Darío

30,000

La gente de la Macarena

2018

Rincón García, Jhon Jairo

47,000

Hasta cuando soñemos. Extractivismo e interculturalidad en el sur de La Guajira

2015

Archila, Mauricio

47,000

Iglesias locales y construcción de paz los casos de Barrancabermeja Quibdó San Vicente del Caguán y Tumaco

2020

Rodríguez Cuadros, José Darío

68,000

Marcos legales de acceso a la tierra: caso Colombia

2010

Fuentes López, Adriana Patricia

22,000

Mas allá de la coyuntura. Entre la paz territorial y la paz con legalidad

2020

González González, Fernán E.

70,000

Minería y conflictos en el caribe colombiano. Hacia una ecología política de la minería de carbón

2014

Delgado, Álvaro

40,000

Multimodalidad y diversidad en el campo colombiano aportes a la paz territorial

2017

Machado Cartagena, Absalón

36,000

Poder y violencia en Colombia

2014

González González, Fernán E.

64,000

Poderes regionales clientelismo y estado. Etnografías del poder y la política en Córdoba Colombia

2014

Ocampo, Gloria Isabel

54,000

Potencialidades para la paz de las organizaciones sociales y comunitarias en tres municipios afectados por el

2017

González, Fernán

26,000

Reconciliación perspectivas y aportes conceptuales para su compresión

2015

Angulo Novoa, Alejandro

31,000

Territorio y conflicto en la costa caribe

2014

Varios autores

54,000

Una vieja guerra en un nuevo contexto. Conflicto y territorio en el sur de Colombia

2011

Restrepo, Jorge A.

54,000

Violencia contra el sindicalismo 1984-2010

2012

Archila Neira, Mauricio

53,000

Pueden encontrar el stand de Siglo del Hombre en el Jardín Botánico, Sector Orquideorama, Stand F1. Y en este link pueden adquirirlos virtualmente:https://libreriasiglo.com/buscar?s=CINEP

Por: Pedro J. Velandia. Equipo de Comunicaciones Cinep / PPP.

Hermann Rodríguez S.J., Provincial de la Compañía de Jesús en Colombia, visitó el Cinep / PPP y resaltó la producción de conocimiento que este centro de investigación ofrece en medio de un país polarizado que necesita análisis y requiere garantizar a los más desfavorecidos sus derechos.

En un contexto convulsionado como el que atraviesa Colombia hoy por cuenta de la crisis humanitaria, la respuesta represiva a la protesta social, el asesinato de líderes y lideresas sociales, las masacres, y la pandemia, el rol del Cinep / PPP cobra especial importancia. Así lo aseguró el padre Hermann Rodríguez, provincial de la Compañía de Jesús, quien visitó el centro de investigación y conversó con sus equipos a finales de septiembre.

Para el sacerdote jesuita, Cinep ha ofrecido elementos de análisis, información, datos y propuestas que han ayudado a todas las obras de la Compañía de Jesús en Colombia, a la iglesia y a la sociedad en general a buscar una construcción de una sociedad más justa y más humana para todos. Para los jesuitas, agrega el padre, tener el acercamiento serio académico profundo a la realidad del país es elemento fundamental. Compartimos su entrevista completa:

¿Cuál es la importancia de la labor que realiza Cinep para Colombia y el mundo?

Estamos en un país muy polarizado en el que cualquier gesto, cualquier acción, cualquier postura que alguien personal o institucionalmente tome puede ser calificada desde una perspectiva o descalificada de otra. Soy consciente de esa realidad y creo que en este contexto el Cinep debe procurar y está procurando ofrecer elemento de análisis para poderse posicionar delante de la realidad que tenemos en el país.

Tenemos un país en el que ha estallado una violencia muy fuerte, una protesta muy fuerte, que viene acumulada de muchos años. A veces pensamos que es solo espontáneo (…) Sin embargo, lo que vivimos este año fue una explosión de un malestar social que viene acumulado de hace muchos años. No quiero hacer comparaciones muy exactas pero en muchos países de América Latina han aparecido estas protestas: en Chile, en México y hasta la misma Cuba. Esa protesta tiene raíces, tiene razones, tiene causas y a nosotros nos interesa entender eso. Y entendemos también que el ejercicio de la protesta pacífica es un derecho y que pues el Estado y el gobierno no pueden desconocerlo sino que tiene que proteger ese derecho de los pueblos.

Por eso nosotros anticipamos un poco en este momento haciendo un análisis de lo que estaba pasando, también reconociendo los excesos que de un lado y del otro puede haber. En este país ha habido excesos siempre y excesos violentos con los que nosotros no estamos de acuerdo pero que tenemos que leer, en términos de interpretar, analizar, no solamente desconocer o simplemente acallar: es escuchar. Y por eso creo yo que el análisis y la postura que ha tenido el CINEP en este contexto es muy importante para el país, porque nos ayuda a entender nuestras raíces de una situación como la que hemos vivido en un contexto de pandemia, y además en un contexto previo a unas elecciones, que pueden modificar un poco el rumbo de nuestro país.

Entonces en ese contexto de convulsión yo creo que el papel de CINEP ha sido muy importante y nos ha ofrecido elementos de análisis, información, datos y propuestas que realmente nos han ayudado a todas las obras de la Compañía de Jesús en Colombia, y también como digo a la iglesia y a la sociedad en general a buscar la construcción de una sociedad más justa y más humana para todos.

¿Cómo nace el Cinep de la mano de la Compañía de Jesús?

El Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep, y el Programa por la Paz, que llevan muchos años fundidos en una sola institución, es una obra de la Compañía de Jesús que ya va a cumplir 50 años. En 1972 la Compañía de Jesús, también en otros países de América Latina, consideró pertinente fundar unos centros de investigación y educación que se llamaban CIAS: Centros de Investigación y Acción Social, porque el resurgir de los procesos sociales hacía necesario un estudio y también un acompañamiento a esos procesos que estaban apareciendo en nuestro continente. Entonces el superior general en ese momento, el Padre Pedro Arrupe, pidió a las provincias de los jesuitas en América Latina que tuvieran centros de reflexión e investigación sobre temas sociales, políticos y económicos, de manera que nuestra acción como jesuitas en el campo educativo, de la pastoral social, de la acción parroquial no estuviera como desentendido del contexto en el cual se desarrollaba esa misión. 

El Cinep nace como una obra que le ayuda a los jesuitas en este país a entender el contexto, a entender la realidad en la cual estamos trabajando, de manera que nuestra acción tenga un impacto que realmente sea significativo y pueda tener el alcance que tenemos de forma que no nos quedemos en la superficie sino que vamos a los temas en profundidad. Eso ha supuesto muchas evoluciones, hay muchos procesos que ha tenido en esta historia el Cinep, siempre teniendo en cuenta dos tensiones que se van superando en ciertos sentidos y es la tensión de la investigación, que es más académica, que es más estudio, que es más reflexión, que es más interna con la educación, con la intervención, con el acompañamiento a las comunidades en zonas de conflicto, zonas  complejas y difíciles, la acción del Cinep en este momento de nuestro país es muy pertinente porque la realidad política, social, económica, en la que vivimos merece un estudio, una profundización,  y un análisis  no solamente es  tener la cifras de tener la información, de tener los datos, sino que esa información tenemos que procesarla y entender por dónde va Dios tratando de guiarnos como sociedad, como país, como iglesia también en Colombia.

¿Por qué la Compañía de Jesús apoya a Cinep / PPP en la investigación y educación sobre los derechos humanos?

Para los jesuitas, tener el acercamiento serio académico profundo a la realidad del país es un elemento fundamental. Entonces digo que no solamente nosotros apoyamos esto, sino que es una acción propia nuestra porque nos interesa conocer la realidad del país, de tal manera que el anuncio del evangelio al que estamos llamados lo hagamos de una manera muy concreta en un contexto real.

Encuentre la entrevista en video a continuación:

Por: Equipo Comunicaciones Cinep / PPP

 

Este jueves 23 de septiembre se presentó la Revista Noche y Niebla No. 63 con el Informe de Derechos Humanos semestral producido el Banco de Datos y Violencia Política del CINEP/PPP que, entre otros, manifiesta su preocupación por el accionar de la Policía, presunto mayor violador de Derechos Humanos en el primer semestre del año con 926 víctimas.

El Banco de Datos y la Red Nacional de Bancos de Datos presentan a la opinión pública la Revista Noche y Niebla No 63, correspondiente al período enero 1 a junio 30 de 2021. Allí se documentan, caso por caso, las violencias políticas permanentes en Colombia durante el primer semestre del año, que evidencian la continuidad de prácticas sociales genocidas en Colombia, tanto en el contexto de los incumplimientos en la implementación del Acuerdo de Paz como en el Paro Nacional. 

“Denunciamos porque creemos que eso aporta a la protección de las víctimas”, aseguró Martha Lucía Márquez, directora del Cinep / PPP, al inicio de la rueda de prensa indicando que la institución “asume el derecho y la obligación de plantear una lectura propia y autónoma sobre la crisis de derechos humanos y DIH a nivel nacional, en un esfuerzo por reducir la vulnerabilidad de las víctimas, ya que el desconocimiento de lo que ocurre blinda a los victimarios frente a toda eventual censura y garantiza la continuidad de los crímenes”

“El estado de derecho se ha ido desmoronando cada día más. Lo que queda son las ruinas de un estado genocida”, aseguró el padre Javier Giraldo al inicio de la rueda de prensa y conversatorio que, con la presencia de una veintena de medios de comunicación, dio a conocer a la opinión pública el preocupante panorama de violencia socio-política en el primer semestre del año que consiguió documentar la Revista Noche y Niebla, aclarando también que dicho registro no pretende ser una estadística y es limitado incluso por las condiciones de terror y violencias en que las víctimas y testigos permanecen.

En la conversación desde la sede del Cinep / PPP en Bogotá se reveló que los departamentos con mayor violación de ddhh en el primer semestre de 2021 fueron Santander (304), Bogotá (149) y Cauca (107), seguidos de Boyacá (106), Cundinamarca (97), Valle del Cauca (84) y Antioquia (52). Los presuntos responsables de estas violaciones serían, en su mayoría, unidades de la Policía Nacional quienes, según los registros del Banco de Datos y la Red, causaron heridas a 358 personas, detuvieron arbitrariamente a 351; amenazaron de muerte a 137; torturaron a 38; ejecutaron extrajudicialmente a 26 ciudadanos, perpetraron acciones de violencia sexual contra 10 personas y desaparecieron a seis más. La mayoría de estas victimizaciones fueron cometidas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional dejando un total de 926 víctimas.

Entre abril y junio, meses de mayor intensidad del Paro Nacional, se presentaron la mayoría de lesiones físicas, amenazas y detenciones arbitrarias: se registraron 1388 víctimas de estas tres modalidades de violencia.

“Cientos de personas fueron capturadas y atacadas con gases lacrimógenos por parte del Esmad; hubo un desbordamiento de violencia en contra de los principios de un Estado Social Derecho; y misiones internacionales de observación a la violación de ddhh fueron testigos de la desaparición del estado de derecho en Colombia”, describió Giraldo, sacerdote jesuita fundador del Banco de Datos.

“El respeto a la dignidad y a los derechos fundamentales de las personas fueron violados en todas sus expresiones político socioculturales”, agregó el padre refiriéndose a la represión vivida en el Paro Nacional que inició el 28 de abril y cuya evolución provocó que, lamentablemente, esta vez la Revista Noche y Niebla fuese más gruesa de lo habitual: se necesitaron más páginas para incluir el horror vivido por la población civil que recibió como respuesta a su ejercicio del derecho a la protesta un tratamiento de guerra y una violenta represión por parte del Estado. “Hubo y hay una cacería”, aseguró Giraldo.

El Paro Nacional de 2021 también se vivió en Boyacá. Diversos sectores de la población boyacense salieron a protestar exigiendo el cumplimiento de derechos como la vida, la salud, la educación, la alimentación y el ambiente; pero los manifestantes también fueron reprimidos por parte de la fuerza pública. 

En un ejercicio preliminar de documentación, se pudieron recopilar 22 casos de agresiones cometidas en el marco del paro nacional, que dejaron 106 violaciones de derechos humanos, lo cual hizo ubicar a Boyacá como el cuarto departamento con mayor número de violaciones de Derechos Humanos durante este semestre, precedido por Santander, Bogotá y Cauca.  

Se registraron detenciones, amenazas, lesiones y torturas en municipios como Sogamoso, Paipa, Duitama, Tunja y Monguí. Se resaltan casos de hombres que amenazan e intimidan a los manifestantes desde camionetas, jóvenes lesionados y torturados, como el caso del estudiante de Comunicación Social, Santiago Amaya, detenido, lesionado y torturado en Duitama el 1 de mayo de 2021, de dos personas con heridas oculares el 28 de junio de 2021 en Paipa, o las mujeres de Tunja agredidas el 15 de mayo de 2021 cuando salieron a protestar en rechazo a los abusos sexuales cometidos por la Policía Nacional en el marco del paro nacional.

Por su parte, Ana Milena Baquero Vega, víctima de crímenes de Estado e integrante del Grupo Memoria, Vida y Dignidad, y Gabriel Riaño, de la Mesa por la Salud de Boyacá, narraron las violencias sufridas histórica y recientemente en la región que, paradójicamente, muchos creen un remanso de paz. En Boyacá las prácticas de violación a los ddhh han sido sistemáticas y la respuesta que han recibido las comunidades que se organizan para exigir el respeto a sus derechos han sido, además de la represión violenta del Estado como se vivió en el Paro Nacional de este año, la desaparición forzada, las masacres como la del Páramo de La Sorna y las “ejecuciones judiciales”. 

Según la base de datos de Cinep/PPP, se han registrado alrededor de 143 víctimas de ejecuciones extrajudiciales cometidas por la Fuerza Pública y/o paramilitares, desde el año 1982 hasta el 2015 en el departamento de Boyacá, y se han documentado casos de 37 víctimas de desaparición forzada en los municipios se Miraflores, Zetaquirá, Páez, Campohermoso, San Eduardo, Berbeo, Boyacá, Chiscas, Puerto Boyacá, Pajarito y Guateque, de los que en su mayoría se tiene muy poca información.

Ana  Milena insistió en la necesidad de que los victimarios, entre ellos el Estado,  les pidan perdón y reconozcan públicamente su responsabilidad. Mientras tanto, Gabriel recordó que pese a que Boyacá ha sido fuertemente golpeada por el conflicto “ninguna de las regiones o municipios se priorizaron como PDET”.

“Debemos continuar la vigilancia a los responsables de la violación a la dignidad humana. Que exista una masa de gente que rechace estos crímenes y los denuncia y que tiene el valor de hacerlo indicando así que hay una conciencia clara de que esta forma de relación que es abusiva y violenta y que la justicia y no la fuerza es el camino para una sociedad amable”, indicó el padre Alejandro Angulo S.J. investigador del Banco de Dato subrayando que Noche y Niebla es una voz incansable por la justicia.

La directora de Cinep, Martha Márquez, recordó que “nos exigimos denunciar abiertamente las agresiones contra las víctimas del conflicto social y armado vigente en Colombia, vengan de donde vengan (... ) no  como notarios de la muerte, sino como ciudadanos comprometidos en la construcción de una sociedad diferente:  más justa y solidaria”. 

Encuentre la Revista Noche y Niebla No. 63 acá: https://www.nocheyniebla.org/?p=1744 

Encuentre la rueda de prensa y conversatorio en Youtube:

Encuentre una nota detallada de la revista acá: https://www.nocheyniebla.org/?p=1744&fbclid=IwAR2IEKsTTeh9_L9W4VkyHqTFB8hvKtPjlpZVglYM3JsQ3W1dJ1nWTelFYoE 

Escuche la lista de reproducción con algunos casos que presenta la revista en Spotify:

Por: Equipos Banco de Datos y Comunicaciones Cinep / PPP

 

Hasta el 20 de septiembre están abiertas las inscripciones para la Escuela de Formación Política Poder y Paz, en la que se fortalecerán con herramientas y debates las candidaturas de las y los líderes para las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CTEP).

Hasta el 20 estarán abiertas las inscripciones de la Escuela de formación política para candidatas y candidatos a las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz “Poder y Paz”. Un total de 30 cupos están disponibles para apoyar a quienes se presentarán en la próxima jornada electoral por estas Circunscripciones, especialmente en las regiones del Caribe ampliado y Pacífico colombiano.

La escuela se desarrollará entre los meses de octubre (de forma virtual) y noviembre (de forma presencial) de 2021. 

Estos son los requisitos:

  • Ser colombiana/colombiano de nacimiento.
  • Tener más de 25 años.
  • Ser víctima del conflicto armado acreditada por la UARIV.
  • Ser lideresa, líder o defensora, defensor territorial en temas de paz, ambiente y/o mujeres dentro de una organización social, campesina o étnica. 
  • Haber nacido, vivir o estar viviendo en alguna de las regiones de la circunscripción transitoria especial por tres años consecutivos (las circunscripciones del Caribe y Pacífico son: Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Bajo Cauca, Chocó, Montes de María, Magdalena, César, La Guajira, Sur de Bolívar, Sur de Córdoba, Urabá). 
  • No haber sido candidato a cargo de elección popular por un partido o movimiento político con personería jurídica o representación en el Congreso de la República, o haber ocupado cargo directivo de estos.
  • No haber sido beneficiario de programas de reintegración o reincorporación. 
  • Llenar el formulario y adjuntar perfil en: https://co.boell.org/es/form/escuelo-ctep

En la escuela habrá espacios de aprendizaje colectivos sobre la estructura del Estado, el proceso electoral de las circunscripciones, y las principales demandas de las organizaciones sociales para garantizar los derechos de las víctimas, las mujeres y a la tierra y el territorio. También se entregarán herramientas para el diseño de campañas políticas. 

Las 30 personas seleccionadas serán notificadas a más tardar el 24 de septiembre de 2021. 

La Escuela Poder y Paz es organizada por Broederlijk Delen, el Cinep / PPP, el Centro de Pensamiento Áncora y la Fundación Heinrich Böll.

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Encuentre el PDF con más información de la Escuela a continuación: 

Por Equipo de Comunicaciones Cinep / PPP.